En español
Fort Lauderdale Immigration Attorneys Guerra Saenz PL Attorney Profiles Immigration Law Immigration resources Contact us today
Fort Lauderdale Immigration Lawyers Click here to see our social networks
Click here to make a payment Click here to connect to our office instantly
An attorney with an immigration background Have your case reviewed today Learn about your defense options Click here to view our client testimonials Blog en español
Immigration
Appeals
Citizenship
Criminal Immigration Matters
Deportation Defense
Employment Based Immigration
Family Based Immigration
Green Cards
Treaty Visas
Visas for Athletes
Visas for Investors
Visas for Professionals
Comprehensive Immigration Reform

Twitter

View our blog.

Name:
Email:
Phone:
Message:

Comprendiendo Los Casos De Deportacion

Comprender el sistema legal es el primer paso a seguir antes de pelear un caso de deportación. La deportación, según la define el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos [United States Citizenship and Immigration Service (USCIS)] es "la remoción formal de un extranjero de Estados Unidos cuando el extranjero ha sido encontrado elegible para su remoción por violar las leyes de inmigración. La deportación es ordenada por un juez de inmigración sin que se imponga o contemple un castigo (…)".

Uno de los fantasmas mentales que a veces acecha a los inmigrantes en Estados Unidos es la idea de ser deportado. Inmigrantes con visas de turismo, trabajo, residentes permanentes y hasta ciudadanos naturalizados son muchas veces víctimas de esta inquietud sobre todo por desconocer los detalles del proceso. Es muy importante resaltar primeramente que tanto inmigrantes legales como ilegales pueden estar expuestos a una deportación. Este artículo tiene el propósito de despejar esos fantasmas y de esclarecer este tema.

Los fundamentos que el gobierno de los Estados Unidos tiene para deportar a un inmigrante son varios peros pueden ser divididos en cinco grupos: 1) Entrar al país sin documentación apropiada; 2) Violación de los términos de admisión o también conocido como violación de estatus legal; 3) Inmigrantes con una extensa lista de convicciones criminales; 4) Inmigrantes que son miembros de organizaciones prohibidas o terroristas; y 5) Inmigrantes que se convierten en carga publica después de los primeros cinco años de haber sido admitidos en el pais.

El Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos

Desde Marzo del año 2003 la autoridad que rige las leyes federales de inmigración en los Estados Unidos es el Departamento de Seguridad Interna [Department of Homeland Security (DHS)]. A su vez, el DHS está compuesto por tres agencias encargadas de hacer cumplir las leyes de inmigración. Estas tres agencias son el USCIS, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas [Immigration and Customs Enforcement (ICE)], y la Patrulla Fronteriza [Customs and Border Patrol (CBP)].

El USCIS tiene a cargo la adjudicación de los beneficios migratorios como por ejemplo los permisos de trabajo, los asilos politicos, las solicitudes de visas permanentes y temporales, y las ciudadanías. El USCIS no tiene la potestad de arrestar ni de detener a inmigrantes. Por otro lado, ICE tiene la responsabilidad de hacer cumplir las leyes aduaneras y de inmigración dentro de los Estados Unidos. ICE está compuesto por las unidades de investigación, detención y deportación del otrora Servicio de Inmigración y Naturalización [Immigration and Naturalization Service (INS)]. ICE tiene las importantes y delicadas responsabilidades de investigar y arrestar a inmigrantes por violaciones de las leyes de inmigración. La Oficina Principal de Asesores Legales del Gobierno también se encuentran bajo la tutela de ICE. La Oficina de Asesores Legales está compuesta por fiscales que representan al DHS en casos de deportación de inmigrantes. Finalmente, la Patrulla Fronteriza está encargada de la protección y seguridad de las fronteras y los puertos de entrada fronterizos. Es muy importante saber que estas tres agencias mantienen una comunicación constante lo cual hace más fácil que cada vez hayan más inmigrantes arrestados y envueltos en procesos de deportación.

Arrestos en los Puertos de Entrada

La Patrulla Fronteriza está a cargo de los arrestos en los aeropuertos, puertos navales, o puertos terrestres. Si un inmigrante es arrestado (por haber violado alguna ley de inmigración) cuando está intentando ingresar a Estados Unidos por alguno de estos puertos, esta persona muy probablemente va a ser detenida por la Patrulla Fronteriza, algunas veces por muchas horas o días. Los inmigrantes arrestados en los puertos de entrada son subdivididos en dos grupos: los que son elegibles para un debido proceso frente a los Tribunales de Inmigración y los que son inelegibles por estar supeditados a deportación instantánea. Los primeros son transferidos a ICE a un centro de detención (cárcel de inmigración) y los últimos son automáticamente deportados sin oportunidad de pelear sus casos.

Arrestos al Termino de una Sentencia Criminal

Un inmigrante, con documentos o sin documentos, que se encuentra cumpliendo una condena o que es arrestado y puesto en una cárcel en espera de un juicio (porque es acusado de algún acto criminal) también está en riesgo de caer bajo el radar de las autoridades y agencias de inmigración una vez que la condena o el tiempo en la cárcel haya concluido . Normalmente ICE investiga e interroga a inmigrantes que se encuentran en las cárceles federales y estatales de los Estados Unidos con el fin de hallar violaciones de las leyes de inmigración que ameriten una deportación. Un inmigrante que es detenido al final de una condena o tiempo en la cárcel es llevado a un centro de detención para empezar el proceso de deportación.

Arrestos en las Calles

Lamentablemente, muchos inmigrantes cada día son arrestados sorpresivamente en las calles. Por ejemplo, no es raro que ICE arreste a inmigrantes en sus casas, en centros laborales, o en oficinas de probatoria. Últimamente el USCIS está poniendo en alerta a investigadores de ICE sobre personas sospechosas de infringir las leyes migratorias aun cuando estas se hayan esperando sus respectivas entrevistas de residencia, asilo o ciudadanía en los mismos edificios del USCIS. La Patrulla Fronteriza también es muy activa arrestando a personas en las calles y buses interestatales dentro de los Estados Unidos. Generalmente, la Patrulla Fronteriza, arresta a inmigrantes que ya tienen una orden de deportación vigente y los lleva a edificios gubernamentales para interrogarlos, sacarles huellas digitales y transferirlos a centros de detención para su pronta deportación.

Los Cargos por Violaciones Migratorias: La Orden de Comparecencia

Los procesos de deportación oficialmente empiezan cuando el inmigrante recibe una Orden de Comparecencia [Notice to Appear (NTA)]. La NTA es nada más que una orden para que el inmigrante se presente frente al Tribunal de Inmigración para que responda a los cargos de inmigración por los que se le acusa. La NTA es preparada por una de las agencias del DHS encargadas de hacer cumplir las leyes de inmigración. Por ejemplo, si el inmigrante es arrestado por ICE o por la Patrulla Fronteriza, la respectiva agencia es la cual se encarga de preparar y entregar la NTA al inmigrante. Ahora, si el inmigrante está intentando de obtener un beneficio migratorio (permisos de trabajo, acción diferida, solicitudes de visas temporales o permanentes, asilo o ciudadanía) y este se le es negado, el USCIS es la agencia encargada de preparar y entregar la NTA.

La NTA incluye los cargos o violaciones de las leyes de inmigración por la cual el inmigrante es acusado y los derechos de un inmigrante durante el proceso de deportación. Los derechos de las personas bajo proceso de deportación son los siguientes: 1) El acusado tiene derecho a ser escuchado por una parte neutral, en este caso por un juez de inmigración, si aplica; 2) El acusado tiene derecho a un abogado para que lo represente ante los procedimientos de deportación, siempre y cuando esta representación no tenga costo para el gobierno; 3) el acusado tiene derecho de ver una lista de organizaciones no gubernamentales que dan ayuda a inmigrantes en proceso de deportación y 4) El acusado tiene el derecho de apelar el caso tanto administrativamente como en la corte federal. Existen también ciertos derechos que están bajo un nuevo estándar legal de detención que es parte de las normas y reglas del DHS que incluyen ver un médico, hablar con su familia, tener acceso a un teléfono, y estar notificados de sus derechos en un idioma que el inmigrante entienda.

Es imperativo que la comunidad inmigrante entienda que una persona que recibe la NTA y que no se presenta frente al Tribunal de Inmigración será deportada a pesar de no haber acudido a la audiencia. Este tipo de órdenes de deportación "en ausencia" son muy difíciles de reabrir a menos que la situación que produzco la ausencia sea una de fuerza mayor.

Libertad Condicional después de ser Arrestado por las Autoridades Migratorias

En la mayoría de casos el mayor miedo de los inmigrantes es de estar encarcelado en un centro de detención. A veces el miedo de estar encarcelado es aun mayor al miedo de ser deportado. Es importante que la comunidad inmigrante en los Estados Unidos entienda que, a pesar de que algunos inmigrantes puedan ser arrestados y puestos en proceso de deportación, muchos de ellos son amparados bajo la ley y elegibles para pedir una libertad condicional y salir de los centros de detención mientras sus casos están pendientes en los Tribunales de Inmigración. Algunos otros inmigrantes (generalmente los inmigrantes con expedientes criminales) no tienen el privilegio de poder pedir libertad condicional por estar sujetos a la ley de detención obligatoria pero, a pesar de ello, no pierden el derecho de pelear sus casos de deportación en dichos Tribunales.

Los Tribunales de Inmigración

La Oficina Ejecutiva de Revisión de Casos de Inmigración [Executive Office for Immigration Review (EOIR)] es responsable de juzgar casos referentes a inmigración. Específicamente, bajo autoridad delegada del Secretario de Justicia de los Estados Unidos, la EOIR interpreta y administra leyes federales de inmigración realizando procedimientos del Tribunal de Inmigración, revisiones de apelación y audiencias administrativas. La EOIR consiste en tres componentes: La Oficina del Juez Principal de Inmigración, quien es responsable de manejar los numerosos Tribunales de Inmigración ubicados en todos los Estados Unidos, donde los jueces de inmigración juzgan casos individuales; la Junta de Apelaciones de Inmigración, que sobre todo realiza revisiones de apelación de las decisiones del juez de inmigración; y la Jefatura de Audiencias Administrativas, que juzga los casos de empleo relacionados con inmigración. La EOIR tiene el compromiso de proveer la aplicación justa, pronta y uniforme de las leyes nacionales de inmigración en todos los casos.

Como Defenderse Frente a una Deportación

Definitivamente una deportación definitivamente tiene repercusiones trágicas para cualquier inmigrante. Especialmente si el inmigrante está deseoso de poder algún día volver a los Estados Unidos. En la mayoría de casos una deportación es castigada con la pena y el estigma de no poder ser admitido en los Estados Unidos por 10 años después de la deportación. La primera defensa en un caso de deportación es verificar si el inmigrante involucrado ya tiene orden de deportación o no. Si el inmigrante ya tiene una orden de deportación lo que hay que hacer es revisar muy bien si existe una base legal para pedir una reapertura del caso.

Si el inmigrante no tiene una orden de deportación el caso tiene que ser definido frente a un Tribunal de Inmigración y para ganar el caso se tiene que encontrar un alivio legal o "salvavidas" para que el inmigrante no sea deportado y se pueda quedar en el país. Hay varias maneras de salir airoso de un caso de deportación pero todo depende del tiempo que tenga el inmigrante viviendo en los Estados Unidos, de sus relaciones familiares, de la manera de haber ingresado al país, de su estatus legal, y de su expediente criminal.

Por ejemplo los residentes legales que han vivido continuamente en los Estados Unidos por un tiempo de 7 años (y los residentes indocumentados que han vivido continuamente en los Estados Unidos por un tiempo de 10 años) pueden ampararse en la ley de Cancelación de Deportación siempre y cuando cumplan los requisitos del Acta de Inmigración y Nacionalidad [Immigration and Nationality Act (INA)]. Algunas otras personas también pueden buscar alivio mediante una petición familiar o ajuste de estatus o a través de un asilo por persecución en su país de origen.

También existen casos humanitarios de situaciones muy extremas en los cuales el inmigrante puede pedir al Tribunal de Inmigración que difiera la orden de deportación. Pero es importante entender que los Tribunales aprueban estos casos humanitarios con cuenta gota porque hay que probar contundentemente que se trata de casos de sufrimiento extremo.

Otro ejemplo de evitar una deportación son las salidas voluntarias por las cuales un inmigrante en proceso de deportación es permitido partir voluntariamente siempre y cuando el acceda a su remoción. La ventaja de las salidas voluntarias es que una vez fuera de Estados Unidos, la persona no tiene la prohibición de volver entrar a los Estados Unidos durante 10 años que causa una deportación. Pero es importante resaltar que si la persona no sale voluntariamente durante el tiempo otorgado (generalmente 120 días), las consecuencias pueden ser fatales, resultando en una multa y en 10 años de prohibición de acceso a las varias formas de alivio o "salvavidas" frente a una deportación.

Comments

No Comments Posted
lawyer internet marketing

The information on this website is for general information purposes only. Nothing on this site should be taken as legal
advice for any individual case or situation. This information is not intended to create, and receipt or viewing does not
constitute, an attorney-client relationship.