NOTICE: We are open and fully operational for servicing our clients, however, in light of the Coronavirus (COVID-19) all consultations will be conducted by phone or video conference until further notice. Please contact the firm for more information.

AVISO: Estamos abiertos y totalmente operativos para atender a nuestros clientes, sin embargo, a la luz del Coronavirus (COVID-19), todas las consultas se realizarán por teléfono o videoconferencia hasta nuevo aviso. Por favor contacte a la firma para más información.

Están Preparados Para la Próxima Temporada de Visas H-1B?

Como se acerca el mes de Abril, queríamos hacer recordar a nuestros lectores que se preparen, con anticipación, para la presentación de sus solicitudes para las visas H-1B con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en Ingles).

Las visas H-1B son visas de trabajo de no-inmigrante reservadas para "ocupaciones especializadas." Tradicionalmente profesiones en las ramas de derecho, medicina, ciencias, e ingeniería son denominadas "ocupaciones especializadas." Sin embargo, las leyes de inmigración extienden esta denominación a otras profesiones, siempre y cuando cumplan con el siguiente requisito: que la profesión u ocupación específica requiera un bachillerato (4 años de Universidad o su equivalente) como requisito mínimo para poder empezar a ejercer la profesión.

El USCIS utiliza el "Occupational Outlook Handbook", una publicación del Departamento de Estado de los Estados Unidos, para ayudarlos en su interpretación para poder determinar si una ocupación o profesión tiene o no tiene los requisitos fundamentales para ser considerada una "ocupación especializada" y, por ende, considerada elegible para una visa H-1B. Desafortunadamente, el USCIS es demasiado restrictivo en la interpretación de esta publicación cuando hace la determinación para algunas profesiones y consecuentemente crean muchos problemas para los solicitantes. Por ejemplo, profesiones relacionadas con relaciones públicas, administración de empresas, y mercadotecnia usualmente son sometidas a un mayor escrutinio por el USCIS.

Según los estatutos de inmigración, las visas H-1B tienen un cupo límite de 65,000 visas anuales cada año fiscal (Octubre 1—Septiembre 30). Adicionalmente, los estatutos también permiten 20,000 visas H-1B anuales para aquellas personas que hayan estudiado una maestría en alguna universidad acreditada en los Estados Unidos.

El 1 de Abril de cada año es el primer día en el que el USCIS empieza a aceptar solicitudes, que están sometidas al cupo anual, para las visas H-1B. A pesar de que las solicitudes son aceptadas desde Abril, el empleado/profesional extranjero con H-1B aprobada no podrá empezar a trabajar con el empleador hasta a partir del 1 de Octubre, el comienzo del nuevo año fiscal.

Las visas H-1B son muy codiciadas por profesionales alrededor del mundo. Una de las razones principales es que esta visa es conocida como una visa "hibrida." Por lo general, antes de obtener una visa de no-inmigrante, el beneficiario tiene que demostrar al gobierno Estadounidense que no tiene ningún deseo de emigrar a los Estados Unidos para vivir, trabajar y obtener un "green card." Los profesionales extranjeros y solicitantes de la visa H-1B tienen la ventaja de no tener que demostrar "el deseo de no emigrar a los Estados Unidos" como requisito previo para obtener sus visas. En otras palabras, el profesional H-1B puede tranquilamente utilizar la visa H-1B como un vehículo para más adelante obtener su residencia (green card) legal en los Estados Unidos.

Por lo general cada año el número de solicitudes H-1B es ampliamente mayor al cupo disponible. Si la solicitud no se envía al USCIS el 1 de Abril, se corre el riesgo que el cupo sea saturado y no haya más visas disponibles. En muchos casos esto sería muy trágico porque el empleador no podría cubrir las demandas propias de su negocio y tendría que esperar todo un año para poder empezar el proceso de petición nuevamente.

Para evitar cualquier tipo de riesgos innecesarios, les brindamos unos consejos para prepararse antes de que llegue el periodo de solicitud:

1. Busque un empleador que desee patrocinarlo para la visa H-1B: Esto puede ser un poco difícil para profesionales en el extranjero pero no imposible, especialmente para empleadores/compañías familiarizadas con el proceso. Muchos empleadores no se sienten cómodos de emplear a un profesional extranjero por falta de conocimiento de los reglamentos concernientes a las visas H-1B.

2. Buscar un buen abogado de inmigración experimentado con las reglas y procesos relacionados con las visas H-1B: La leyes de inmigración son complejas y cambian constantemente. No todos los abogados saben de temas inmigración y no todos los abogados de inmigración saben de temas específicos como las visas H-1B. El proceso para obtener una visa H-1B puede parecer largo y hasta intimidante para una persona común y corriente, sin embargo no es tan complejo para un abogado especializado en temas de inmigración, que trabaja con este tipo de visas todos los días. Un buen abogado de inmigración ayudara al empleador paso a paso durante el proceso, y hará que el proceso parezca hasta simple. El abogado de inmigración protegerá los intereses del empleador cumpliendo con las normativas de auditoría interna necesaria para cumplir con los requisitos del USCIS. El abogado de inmigración se encargara también de esclarecer algunos mitos:

MITO #1: El proceso para patrocinar a un profesional extranjero para la visa H-1B es muy largo y este tipo de casos tardan mucho en ser aprobados.

REALIDAD: A pesar de que las adjudicaciones de las visas H-1B se tardan algunos meses para su aprobación, los empleadores tienen la opción de usar un servicio rápido, conocido como "Premium Processing," el cual garantiza una adjudicación del caso en 15 días.

MITO #2: El empleador tiene que demostrar que ningún trabajador Estadounidense o Residente Legal está disponible para suplir la posición H-1B.

REALIDAD: Este mito es una realidad para las peticiones laborales de residencia y no para las visa H-1B. Este mito aplica para la mayoría de empleadores que desean patrocinar a profesionales para una visa de residencia (green card), mas no para empleadores que desean patrocinar profesionales para visas H-1B.

En el contexto de las visa H-1Bs, el empleador no tiene que demostrar que no hay trabajadores Estadounidenses o Residentes Legales disponibles para suplir la posición H-1B. La única excepción es para empleadores que hayan obtenido a la mayoría de su fuerza laboral a través de visas H-1B. Los empleadores tampoco tendrán que hacer un reclutamiento especial ni presentar avisos públicos antes de emplear a un profesional extranjero con una visa H-1B.

MITO #3:La aprobación de una visa H-1B crea un contrato entre el empleador y el profesional extranjero, el cual no permite al empleador destituir al profesional durante el término del contrato.

REALIDAD: La aprobación de una visa H-1B no garantiza estabilidad laboral para el profesional extranjero. El empleador mantiene absoluta discreción de mantener o cancelar la relación profesional con el profesional extranjero. Por ejemplo, si el empleador no está satisfecho con el desenvolvimiento del profesional extranjero, este puede ser destituido sin ningún problema. El único requisito, después de la destitución, es que el empleador tendrá que hacer un trámite sencillo con el USCIS para anular el patrocinio.

MITO #4: El empleador tendrá que documentar que tiene la habilidad suficiente de pagar el salario del profesional extranjero.

REALIDAD: Este mito también surge también debido a la confusión existente entre peticiones laborales para la residencia y las peticiones para la visa H-1B. Los empleadores que desean patrocinar a profesionales para la residencia (green card) necesitan obligatoriamente demostrar que son capaces de pagar salarios previamente establecidos por el gobierno a sus patrocinados.

En el contexto de las visas H-1Bs, el empleador solo tiene que estar de acuerdo en pagar salarios previamente establecidos por el gobierno. El empleador de profesionales H-1Bs no está obligado a demostrar la capacidad de poder pagar los salarios. Por lo general, una compañía debidamente establecida, que presente unos panfletos, que pague sus impuestos, que tenga un sitio web, que presente una cuenta en el banco podrá establecer que no es un empleador fantasma y que tiene los medios necesarios para emplear profesionales extranjeros con visas H-1B.

MITO #5: Si el empleador no tiene los medios económicos para poder pagar el salario establecido por el gobierno para el profesional extranjero, la visa H-1B no puede ser una opción.

REALIDAD: Si el salario establecido para alguna ocupación o profesión es muy alto y el empleador no puede pagarlo no es el fin. Hay todavía opciones para el empleador de conseguir un profesional H-1B. Una de estas opciones es que el profesional extranjero empiece trabajando mitad de tiempo, lo cual reducirá el salario anual considerablemente. Después, el empleador podrá incrementar el número de horas para el profesional extranjero y emplearlo a tiempo completo, por su buen rendimiento.

Otra opción es que el profesional extranjero califique bajo otra ocupación o profesión que, según el gobierno, justifique un salario menor.

MITO #6: Un profesional extranjero no puede utilizar su propia compañía para patrocinarse a sí mismo para una visa H-1B.

REALIDAD: Existen profesionales extranjeros que tienen su propia compañía o son accionistas en una compañía en los Estados Unidos. Esto es muy común para empresarios y altos ejecutivos. Existen ciertos escenarios en que estas compañías puedan ser utilizadas para patrocinar a sus propios dueños para la visa H-1B. Por lo general este tipo de casos se ven cuando el profesional extranjero acepta no tener ningún rol activo ni responsabilidad alguna en su compañía durante el periodo de patrocinio de visa H-1B.

3. Asegurarse que el empleador esta registrado con el Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos (IRS por sus siglas en ingles) y que posee un número de registro: Antes de que un empleador pueda patrocinar profesionales extranjeros con visas H-1B, el gobierno requiere una verificación a través de una Aplicación de Condición Laboral (LCA por sus siglas en Ingles). El gobierno utiliza el número de registro con el IRS, también conocido como FEIN para hacer esta verificación. Es por esto que es importantísimo que los empleadores tengan sus números de registros disponibles antes de empezar el proceso de patrocinio

4. Recolectar toda la documentación pertinente del beneficiario/profesional extranjero: Es muy importante tener toda la documentación al día antes de poder solicitar la visa H-1B. Por ejemplo pasaportes; record de ingreso a los Estados Unidos (I-94); previas autorizaciones de empleos otorgadas por el USCIS; certificados de elegibilidad de estudiante (I-20); certificados de elegibilidad de estudiante de intercambio (DS-2019); todas las aprobaciones de visas anteriores; records académicos y diplomas. Cada documento tiene que ser traducido al idioma Ingles.

Si el profesional extranjero tiene familiares inmediatos (hijos, esposa), ellos también podrían ser beneficiados con una visa H-4, una visa especial para los familiares del profesional extranjero H-1B. La visa H-4 permite a los familiares vivir y estudiar en los Estados Unidos mientras el profesional extranjero se desempeña con visa H-1B. Es por esto que los familiares también tienen que tener toda su documentación en regla.

5. Obtener los certificados de equivalencia académica y laboral: Si el profesional extranjero ha obtenido sus diplomas, títulos universitarios y/o experiencia laboral en el extranjero, estos diplomas, títulos y/o experiencia laboral tendrán que ser evaluados para determinar su equivalencia en los Estados Unidos. Solo los profesionales que puedan demostrar diplomas, títulos y/o experiencia laboral equivalentes a Bachiller, con 4 años de Universidad en los Estados Unidos, podrán ser elegibles para una visa H-1B.

6. Nota para los estudiantes extranjeros con visa F-1 y con Practicas Opcionales Remuneradas (OPT por sus siglas en Ingles): Averiguar si pueden utilizar su permiso de trabajo durante el tiempo de espera de aprobación de la visa H-1B: Si el estudiante con estatus F-1 está actualmente haciendo un OPT y su OPT va a expirar antes de Abril, el estudiante puede extender su estatus F-1, mas no su permiso de trabajo, hasta Octubre con la condición que una petición H-1B sea enviada y aceptada por le USCIS. Esto significa que el estudiante se puede quedar legalmente en los Estados Unidos pero no puede trabajar hasta que la petición H-1B sea aprobada. Si la petición H-1B es negada, el estudiante F-1 tendrá que salir de los Estados Unidos en 60 días, que empiezan a contarse desde el día de la decisión negativa.

Ahora, si el estudiante con estatus F-1 está actualmente haciendo un OPT, y su OPT va a expirar entre Abril y Octubre, el estudiante puede extender su estatus y también puede extender su permiso de trabajo, hasta Octubre con la condición que una petición H-1B sea enviada y aceptada por el USCIS. Esto es muy beneficioso para el estudiante en OPT ya que puede mantener su estatus legal y podría trabajar durante el tiempo de espera de su petición H-1B.

7. No trate de hacer la petición solo o con la ayuda de abogados o notarios sin experiencia en H-1Bs: Nuestra oficina ha visto muchos casos en que los clientes han intentado de solicitar visas H-1B ellos mismos, o con la ayuda de notarios o papelucheros sin experiencia, con resultados fatales. Por favor no trate de arriesgar su carrera profesional y su habilidad de quedarse en los Estados Unidos confiándose de gente incompetente e inescrupulosa.

Son muchos los casos en que recibimos a clientes con lágrimas en los ojos después de haber despilfarrado dinero y tiempo, con notarios y abogados ineptos, intentando obtener una visa H-1B. Lo barato sale caro!!

El común denominador de estos notarios y abogados ineptos es que no se toman el tiempo de darle una atención individualizada y comprender cada caso. Como habitualmente les decimos a nuestros clientes: cada caso es diferente!! Algunas personas piensan equivocadamente que todas las peticiones H-1B son iguales, que se cambian los nombres, las profesiones, y los salarios y listo. En consecuencia, no se envía la documentación, explicación y fundamentos legales adecuados para una aprobación del la H-1B, y son finalmente negadas.

Cuando una petición para una H-1B es negada solo queda apelar. Lo negativo de las apelaciones es que tardan demasiado dentro de la burocracia del USCIS y no se puede apelar añadiendo más documentación de la que se presento originalmente. Mientras tanto el profesional extranjero se queda en un limbo migratorio y puede perder la oportunidad de crecer profesionalmente.

En conclusión, con menos de tres meses para la fecha clave del 1 de Abril para las peticiones H-1B, es muy importante estar preparado, obtener la documentación requerida, y elegir la mejor ayuda profesional para su caso. Nada garantiza que la ventana para presentar las peticiones H-1B sea muy amplia, ya que los cupos anuales se saturan casi inmediatamente después del 1 de Abril. Lo ideal es tener todo listo para fines de Marzo y no esperar hasta último momento. Si la petición es enviada tarde, no solo se pierde el dinero que se paga al USCIS, sino también la oportunidad de emplear un profesional extranjero H-1B.

Felizmente nuestro bufete de abogados ha sido muy exitoso en peticiones H-1Bs para nuestros clientes, desde compañías pequeñas hasta compañías multinacionales. Como siempre estamos dispuestos a ayudarlos y a responder cualquier tipo de pregunta relacionada con este tema o con cualquier otro tema de inmigración. Los invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter y Google+.

Categories